Warning: pg_result() expects parameter 2 to be long, string given in /var/www/webs/transicion/web/admin/F_bd.php on line 33 La transición de Andalucía
26 de mayo de 2018
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera

 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > PROVINCIAS > > ARTÍCULOS
 
botón introducción botón crónicas botón conversaciones botón artículos botón epílogo botón fotos  
  30 de enero de 2012
  Carlos Funcia
  Cuando Cádiz era La Habana con más salero
  ¡Ah, amigos míos, la nostalgia, los viejos tiempos! ¡Qué distinto este Cádiz rubio teñido y atiplado de aquel habanero que se resistía a los rellenos del espigón de San Felipe! ¡Cuán diferente aquel carnaval que irrumpió en La Viña y la Libertad a lomos de la imaginación y la risa, y enterró la ñoñería del antiguo régimen, qué diferente al de ahora, tan lleno de marketing y derechos de autor! ¡Gloria por siempre a Gómez y Paco Leal, gloria a los Pellejazos! La Risa, amigos míos, cuántos han muerto por reír o hacer reír. ¡Gracias Dios Momo por habernos permitido disfrutar de aquel Cádiz paralelo, casi clandestino, que fue más allá de las reformas políticas que llegaban tamizadas a provincias!
Eran tiempos del despertar del talento musical de Chano Domínguez en el grupo de rock andaluz CAI, o de Kiko Veneno, que pergeñaba en su bar de Conil su segundo vinilo –“Ratas, os comprendo, porque sois la mar de chungas”–, decía una canción. O aquel otro Quico Guerrero, del grupo jerezano Imán, que instaló en Los Caños el cámping El Camaleón, para regocijo musical y aromático de los que queríamos algo más que votar cada cuatro años. Hasta Chicho Sánchez Ferlosio se vino a vivir a Cádiz, y por su casa del Paseo Marítimo pasaron Javier Krahe, Sabina y otros. Una vez fue contratado por el concejal Juan José Gelos para dar un recital. Comoquiera que el edil se retrasara más de lo debido en el pago, Chicho le dedicó una canción que cantó con su guitarra a la puerta del Ayuntamiento hasta que Gelos pagó. ¿No os parece, añorados correligionarios, la apoteosis de la imaginación? ¡Guardad en la memoria, queridos colegas y queridas y hermosas mujeres de mi generación, las veladas en La Chimenea, aquel local de bajo techo y largo recorrido, cabe Plaza Candelaria, que Ángel, un gallego y barbado bohemio, convirtió en el sancta sanctorum de la marcha ilustrada e iconoclasta, del submundo que había bajo la metafelicidad de nuestros incipientes políticos! La risa, amigas y amigos, pero también la ternura y el romanticismo, y siempre la música se daban cita a media noche en la FM de Radio Cádiz, en el programa Luna Llena, que realizaba El Colectivo del Perro, y que introdujo, de la mano de Fermín Lobatón y de quien esto firma, el “estilo tabernario de la radio”. Por entonces hubo un intento, alentado por Fernando Santiago, de lanzar una revista que nos librase del monopolio informativo del Diario de Cádiz, pero se fue al traste por la tradicional división de las izquierdas.
¿Y qué me decís de las reuniones en casa de Jesús Fernández Palacios, con José Ramón Ripoll, Juanjo Téllez, Felipe Benítez, Francisco Bejarano, bajo la complaciente bendición de Carlos Edmundo de Ory, nuestro Gurú, nuestro Gran Maestro Jedi, fundador del Postismo –¡fuera los ismos!–, ágapes literarios que terminaban al amanecer por las húmedas calles del interior o acodados frente al mar? ¿Acaso no nos turbaban, amigos, Los Devaneos de Erato y las Alevosías de nuestra musa, Ana Rossetti? ¿Y aquel Eloy que vagaba entre Mina y Palillero, con su Manifiesto Kontra-Kutre en fanzine, a quien mirábamos un poco por encima del hombro?
¡Que tiempos, amigas y amigos! ¡Qué enorme frustración recordarlos ahora bajo los efectos de los calmantes y los tranquilizates.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición