26 de mayo de 2018
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera
 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > PERSONAJES > SEMBLANZAS
 
  22 de julio de 2011
  Juan Antonio Ruiz
  Miguel Ángel Arredonda. El paciente andaluz
  Hijo de un comandante de aviación, Miguel Ángel Arredonda (Madrid 1944), desde la universidad donde estudiaba Arquitectura e Ingeniería,  tiene sus primeros brotes democráticos, hasta el punto que le llevó a enfrentarse a Rodolfo Martín Villa, entonces jefe del SEU.

En junio de  1968 finaliza sus estudios de ingeniero superior del Instituto Católico de Arquitectura e Ingeniería (ICAI) y  se pone a trabajar en una fábrica  de baterías de Madrid, su ciudad natal. Sin embargo, en 1969, cuando contaba 24 años, le ofrecen montar una fábrica de hormigón en Málaga, Prebetong, por lo que decide trasladarse a la Costa del Sol.

Su primer contacto con el andalucismo fue en el año 1972, cuando Alejandro Rojas Marcos vino a Málaga promoviendo la Alianza Socialista de Andalucía (ASA), que “no era un partido, sino una forma de hacer política”, según palabras de Arredonda. Entonces “como a mi me pareció interesante la idea de defender la Democracia y a Andalucía me fui con él”.

Con ASA, Miguel Ángel Arredonda estuvo  representando a los andalucistas en la Junta Democrática de España y en la Junta Democrática de Andalucía, junto al Partido Comunista de España (PCE), el Partido del Trabajo (PTE), y  donde también estaban Enrique Tierno Galván y Antonio García Trevijano.
De aquella etapa, predemocrática recuerda que “las reuniones de entonces eran surrealistas. Allí se decidía hasta quien iba a ser el gobernador civil de Málaga cuando viniera la democracia”.

El día que murió Franco, 20 de noviembre de 1975,  señala que no recuerda ni lo que hizo ni dónde estuvo, ya que “aunque el régimen que había no me gustaba, no me alegra la muerte de nadie”.
En 1976 tiene lugar la apertura del Primer Congreso Andalucista, en la Universidad de Málaga, con el apoyo del rector de entonces, José María Smith Agreda, y  que se clausuraría en octubre en Sevilla, De este congreso sale una secretaría general colegiada formada por Alejandro Rojas Marcos, Luis Uruñuela y Miguel Ángel Arredonda. De este congreso, que significaba la salida oficial de la clandestinidad de ASA, y su transformación en Partido Socialista de Andalucía (PSA), Miguel Ángel lo definió como “el paso de la estrategia del lamento a la estrategia de poder”
Ese mismo año se celebra en España el referéndum sobre la Ley para la Reforma Política, y su postura fue la abstención, que era la posición que mantuvo entonces la oposición democrática y porque “creí que no había condiciones suficientes”.
Un año después, en 1977, tienen lugar las primeras elecciones democráticas, y ante la extrañeza de los directivos de la empresa en la que trabajaba, la abandona y se presenta por Málaga en la lista del Congreso de los Diputados, en la lista de Unidad Socialista, surgida de la unión del PSA con el partido de Enrique Tierno Galván. Estas elecciones, que tienen lugar el 15 de junio, hizo que Miguel Ángel tuviera que dar su primer mitin, en el Cine Lafuente de Málaga junto a Alejandro Rojas Marcos y Tierno Galván. Finalmente no salió elegido diputado.

Sin embargo,  en las elecciones generales de 1979 si logró el acta para el Congreso de los Diputados, de forma inesperada, ya que no esperaba salir elegido y por ello “tenía un viaje programado y comenzaba a trabajar al día siguiente, debido que había perdido las elecciones del 77 y no tenía esperanzas en estas”.
Además, se dio la circunstancia de que la mayor parte de estas elecciones, celebradas el 1 de marzo, las pasó en la cama porque 20 días antes fue atropellado por un coche cuando paseaba con sus hermanos en Torremolinos. La campaña entonces la hicieron Salvador Pérez Bueno y Mary Carmen Jiménez. No obstante, pudo estar en el mitin final.
En estos comicios, los andalucistas consiguieron el mayor triunfo de su historia al lograr cinco diputados en el Congreso. No obstante, Miguel Ángel Arredonda recuerda que el apoyo que el PSA da a Adolfo Suárez para que fuera presidente, le ocasiona numerosos problemas a su partido, pero ellos lograron tener grupo propio como los catalanes y vascos, y “nunca estuvo Andalucía tan representada en el Parlamento como en esa época con grupo parlamentario”
Además, en 1979 es nombrado consejero de Medio ambiento en el segundo Gobierno andaluz, en

El intento del golpe de estado del 23 de febrero de 1981, le pilla en el Cngreso de los Diputados, debido a que se votaba la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente de Gobierno y recuerda que “fue un movimiento instintivo tirarme al suelo, tras ver a unos señores que estaban disparando hacia la parte de arriba. Sólo se quedaron sentados Carrillo, Suárez y Gutiérrez Mellado, que tuvieron un actitud bastante digna ante el intento de retornar España al pasado”.

Sobre la autonomía andaluza recuerda las manifestaciones populares y señala que entonces “los mismos socialistas utilizaban la autonomía para acosar a la UCD”, afirmando con rotundidad que “el impulso autonómico que se realizó desde los ayuntamientos andaluces obligaron, incluso, a dirigentes locales del PSOE a cambiar su postura inicial.

En las tercera elecciones democráticas, celebradas en octubre de 1982, vuelve a ser candidato al Congreso de los Diputados, pero estos comicios suponen un fracaso total para el PSA, y provoca las dimisiones de Alejandro Rojas Marcos como presidente y de Miguel Ángel Arredonda, como vicepresidente de esta formación política.
Además, provocó que a mediado de los años 80 Arredonda abandonara la política y volviera a la vida privada.

En 1991, tras una nueva crisis interna de su partido por la marcha de Pedro Pacheco, es elegido secretario general del partido Andalucista, hasta que en 1995 abandona el cargo y pasa a  segundo plano en su partido. En este mismo año se presenta si ningún  éxito como candidato de los andalucistas a la alcaldía de Málaga.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición