18 de agosto de 2018
 

 
  botón inicio botón contacta botón mapa web
foto cabecera
titulo cabecera
 
 
menu
PROVINCIAS
MONOGRÁFICOS
- Adiós al Hollywood europeo
- A donde habite el olvido
- Alfonso Canales, cronista cultural de Málaga
- Alfonso Grosso, entre balas y merengues
- Almería en tres miradas
- Antonio Gala no ha sido asesinado en Murcia
- Antonio Mozo, el innovador
- Asunción Andaluza
-
TROFEOS DISPUTADOS ENTRE 1973 Y 1983

- Caídas y más que caídas
- Caídos sin nombre
- Campo de sangre
- Cántico de Córdoba
- Centenario del nacimiento de Juan Ramón Jiménez
- Cerrado ante la justicia, abierto ante la historia
- Del olvido a la gloria
- Deporte, de la jerarquía a la democracia
- Despiertan los medios de comunicación
- Domínguez Ortiz, cita con la historia
- "Donde se vive y se muere fuera"
- Eduardo Chinarro, el periodismo laboral
- El arte al alba
- El Centenario de Vázquez Díaz
- El Correo de Andalucía en Huelva
- El fin de los monopolios
- El flamenco en la Transición
- El islote de Saltés
- El nacimiento del Festival de Cine Iberoamericano
- El reportero Sebastián Cuevas
- El torero que revolucionó las masas
- En el nombre de Jarcha, libertad sin ira
- En homenaje al maestro Ladis
- Entrevista a Antonio Gala

Diálogo del desamor

- ¿Estamos preparados para el cambio?
- Huelva canta libertad
- Huelva y la música
- José Gálvez Manzano populariza el billar
- José Prieto Escaso, arquero olímpico
- Juan Diego borda su venganza
- La creación nunca duerme
- La década gloriosa del Trofeo colombino
- La esquina de Pepe Jiménez
- La herida de Federico Villagrán
- La mirada de Ricardo
- La princesa comunista
- La radio del transistor
- Las voces prohibidas
- La Transición acelera el reciclaje de los periodistas
- La Transición de los periodistas
- La Transición en las librerías malagueñas
- Los interrogantes de Antonio Burgos
- Medios: la renovación inconclusa
- Nadie sabía nada
- Noche de guardia
- Pedro y Pablo en la Tasca del Matías
- Picasso, principio y fin
- Pudo ser un sueño, pero fue realidad
- ¡Que vienen, que vienen!
- "Se hace talento al andar"
- Semblanza/ Manuel Benítez 'El Cordobés'

Un flequillo le leyenda en la España de los 'seìllas'

- Távora en esencia
- Tránsitos
- Una irrepetible complicidad
- Un festival "rojo" en el franquismo
- Un lienzo pendiente
- ¡Viva Andalucía viva!
CIUDADES RELEVANTES
 

INICIO > PERSONAJES > SEMBLANZAS
 
  22 de julio de 2011
  Javier Martín Malo
  Tomás García. De clandestinidad al Parlamento
  Las razones por las que Tomás García fue cabeza de la lista del PCE al Congreso de los Diputados por la provincia de Málaga, se desprende de la biografía que el partido publicó sobre Tomás por aquellas fechas.

“Nace en Alora y su más temprana actuación política la realiza mientras estudia el bachillerato en Málaga, en las filas de la FUE, en lucha contra la dictadura de Primo de Rivera. Sus primeras orientaciones y su primer libro marxista lo recibe de Emilio Prados, el gran poeta malagueño de la generación de 1927.
Ingresa en la Juventud Comunista en marzo de 1931 mientras estudia en la Universidad de Madrid el doctorado. A los 19 años había terminado la carrera de Derecho en la Universidad de Granada, realizando esta licenciatura en dos cursos. Fue el primer secretario político que tuvo la organización comunista de estudiantes universitarios madrileños.
En el verano de ese mismo año participa en la creación de la Juventud Comunista de Málaga.

Por decisión de la Juventud, es el organizador de “Cultura Popular”, cuyo objetivo era llevar todos los elementos posibles de la cultura al pueblo. Esta organización jugó un papel importante en la guerra, trasladando toda su actividad a los cuarteles y a las trincheras. En el momento álgido de la batalla de Madrid de la JSU.(Juventud Socialista Unificada). Posteriormente fue designado por el Comité Ejecutivo de la JSU para reforzar el trabajo juvenil en Cataluña, dirigiendo la escuela de Cuadros de la JSU “Lina Odena”. Pasa con el ejército derrotado a Francia, recibiendo la misión de escapar de los campos de concentración para trabajar en la Comisión Política de la JSU de dirección de los campos. Después del estallido de la guerra mundial es detenido y encerrado en el campo de concentración de Saint Ciprien.

Ya en plena guerra mundial, cuando se trata de salvar cuadros del exterminio nazi, el único país latinoamericano que se aviene a recibir refugiados es la República Dominicana, a condición de ir destinados a abatir la selva y transformarla para el cultivo. En esa expedición marcha Tomás García, más tarde logra escapar de allí para, bajo la dirección de Santiago Carrillo actuar de redactor-jefe de la revista “La Lucha de la Juventud”, que tenía como misión movilizar a la juventud latinoamericana en la guerra contra el fascismo.
Sus últimas actuaciones en la JSU. fueron su participación en la fundación de la Federación Mundial de la Juventud y en la de la Unión Internacional de Estudiantes, en 1945, lo que le permite volver a Europa.

En 1946 recibe en París la tarea de organizar la Comisión de estudios Económicos del Comité Central de parís. Es elegido miembro del Comité Central en el V Congreso, en 1952, bajo el pseudónimo político de “Juan Gómez”. En 1956 es designado miembro del Comité Ejecutivo del PCE.
Con ese seudónimo publica numerosos trabajos. Su libro La evolución económica de la cuestión agraria bajo el franquismo, del que se han editado tres ediciones, así como sus trabajos sobre el INI, la crisis monetaria internacional y La crisis del petróleo están hoy totalmente agotados.

En el curso de 1970, mientras se encontraba en uno de sus períodos de trabajo ilegal en España con su documentación auténtica de Tomás García, es detenido bajo la imputación de ser el miembro del Comité Ejecutivo “Juan Gómez”. La policía “no estuvo en condiciones de aportar ninguna prueba”, como cuenta el propio Tomás García, gracias al comportamiento, a veces heroico, de numerosos militantes detenidos, que se negaron a identificarlo.
En estas condiciones a su abogado logra que fuese puesto en libertad provisional bajo fianza, pasando, inmediatamente después de la primera presentación en el Juzgado, a la clandestinidad, en la que ha permanecido desde entonces hasta la promulgación de la amnistía. Es doctor en Derecho y también en Ciencias Económicas” (1).
Esta biografía es paralela a la de otros dirigentes del ejecutivo del PCE que formaron una generación sacrificada y responsable. De ella se desprendía una imagen estereotipada sobre Tomás, como uno más de su generación, que en aquella época compartían tanto en los medios políticos como los militantes del PCE de Málaga.

Aunque estaba en España el día de la muerte de Franco, debía volver a París y algunos meses después en Abril de 1976 regresa a
España y después a Málaga. Su presencia en Málaga nos permitió a muchos conocerle más a fondo. La opinión que teníamos fue mejorando con el conocimiento.

Recuerdos.
Recuerdo algunos hitos, que contribuyeron a acercar su figura a los malagueños.
- La conferencia de prensa clandestina que convocó en la calle Cister y a la que fue invitado un selecto grupo de periodistas demócratas. En dicha conferencia apareció el Tomás que tan importante había sido en la modernización ideológica del partido Comunista. Se mostró partidario de la entrada en España en el Mercado Común Europeo. Recordó su asistencia como polizón (la presencia del PCE estaba vetada por parte de los sectores  más conservadores de la oposición interior al franquismo) en la Cumbre de Munich celebrada en 1962, donde por primera vez se vieron las caras dirigentes políticos que habían luchado en bandos contrarios durante la guerra civil española y que tenían en común buscar una salida pacífica a la dictadura franquista. Se vio de manera especial en esta conferencia la firme apuesta por la democratización inmediata del país que tenía Tomás. Los representantes de los medios de comunicación, que estuvieron en Cister, salieron impresionados porque encontraron, un político capaz, afable, educado, progresista, abierto y democrático. A partir de este día las relaciones entre Tomás y los medios de comunicación fueron excelentes.

- La reunión con el Comité Provincial del PCE fue también importante. Aunque Tomás asistía normalmente a las reuniones de los comités provinciales, estoy refiriéndome a la primera. Su comportamiento fue también distinto al que normalmente tenían los dirigentes estatales del PCE, que nos Carrillo actuar de redactor-jefe de la revista “La Lucha de la Juventud”, que tenía como misión movilizar a la juventud latinoamericana en la guerra contra el fascismo.
Sus últimas actuaciones en la JSU. fueron su participación en la fundación de la Federación Mundial de la Juventud y en la de la Unión Internacional de Estudiantes, en 1945, lo que le permite volver a Europa.

En 1946 recibe en París la tarea de organizar la Comisión de estudios Económicos del Comité Central de parís. Es elegido miembro del Comité Central en el V Congreso, en 1952, bajo el pseudónimo político de “Juan Gómez”. En 1956 es designado miembro del Comité Ejecutivo del PCE.
Con ese seudónimo publica numerosos trabajos. Su libro La evolución económica de la cuestión agraria bajo el franquismo, del que se han editado tres ediciones, así como sus trabajos sobre el INI, la crisis monetaria internacional y La crisis del petróleo están hoy totalmente agotados.

En el curso de 1970, mientras se encontraba en uno de sus períodos de trabajo ilegal en España con su documentación auténtica de Tomás García, es detenido bajo la imputación de ser el miembro del Comité Ejecutivo “Juan Gómez”. La policía “no estuvo en condiciones de aportar ninguna prueba”, como cuenta el propio Tomás García, gracias al comportamiento, a veces heroico, de numerosos militantes detenidos, que se negaron a identificarlo.
En estas condiciones a su abogado logra que fuese puesto en libertad provisional bajo fianza, pasando, inmediatamente después de la primera presentación en el Juzgado, a la clandestinidad, en la que ha permanecido desde entonces hasta la promulgación de la amnistía. Es doctor en Derecho y también en Ciencias Económicas” (1).
Esta biografía es paralela a la de otros dirigentes del ejecutivo del PCE que formaron una generación sacrificada y responsable. De ella se desprendía una imagen estereotipada sobre Tomás, como uno más de su generación, que en aquella época compartían tanto en los medios políticos como los militantes del PCE de Málaga.

Aunque estaba en España el día de la muerte de Franco, debía volver a París y algunos meses después en Abril de 1976 regresa a
España y después a Málaga. Su presencia en Málaga nos permitió a muchos conocerle más a fondo. La opinión que teníamos fue mejorando con el conocimiento.

Recuerdos. Recuerdo algunos hitos, que contribuyeron a acercar su figura a los malagueños.
- La conferencia de prensa clandestina que convocó en la calle Cister y a la que fue invitado un selecto grupo de periodistas demócratas. En dicha conferencia apareció el Tomás que tan importante había sido en la modernización ideológica del partido Comunista. Se mostró partidario de la entrada en España en el Mercado Común Europeo. Recordó su asistencia como polizón (la presencia del PCE estaba vetada por parte de los sectores  más conservadores de la oposición interior al franquismo) en la Cumbre de Munich celebrada en 1962, donde por primera vez se vieron las caras dirigentes políticos que habían luchado en bandos contrarios durante la guerra civil española y que tenían en común buscar una salida pacífica a la dictadura franquista. Se vio de manera especial en esta conferencia la firme apuesta por la democratización inmediata del país que tenía Tomás. Los representantes de los medios de comunicación, que estuvieron en Cister, salieron impresionados porque encontraron, un político capaz, afable, educado, progresista, abierto y democrático. A partir de este día las relaciones entre Tomás y los medios de comunicación fueron excelentes.

- La reunión con el Comité Provincial del PCE fue también importante. Aunque Tomás asistía normalmente a las reuniones de los comités provinciales, estoy refiriéndome a la primera. Su comportamiento fue también distinto al que normalmente tenían los dirigentes estatales del PCE, que nos visitaban. Habló, escuchó, recogió sugerencias de todas las tendencias que convivían en el Comité. No intentó imponer consignas sino argumentar respetando todas las opiniones, sin descalificaciones jerárquicas. Se habló de la reconciliación nacional, de la libertad para todos, para conseguir entre todos la democracia (futuro lema de la campaña estatal del PCE en las primeras elecciones). Quedó clara su posición eurocomunista mucho más profunda que la que normalmente defendían los dirigentes del partido. Un nuevo talante se abría en el interior del partido, por lo menos en Málaga.   
- A  nivel teórico, su participación más importante  en esta nueva etapa fue la publicación de dos estudios en 1977 “Proceso de Formación de la Estructura Económica Contemporánea” y “Problemas del Desarrollo Económico de España” (Forma Ediciones).
Estos  trabajos planteaban los fundamentos teóricos de la modernización, de la política económica del PCE, planteando un plan de saneamiento económico, basado en nuevas formas de desarrollo democrático. En política agraria, su gran tema, plantea una reforma agraria novedosa en especial, mediante su propuesta de que las expropiaciones no debían ser generalizadas, sino aplicarse solo a los grandes propietarios que no explotaban adecuadamente sus tierras y siempre con la correspondiente indemnización.

Consciente de su responsabilidad en nuestra provincia como candidato primero y diputado después, trasladó su residencia de Madrid a Málaga. Desde entonces la “Dacha” de Daniel y Maribel se convirtió en un mirador privilegiado para comprender el desarrollo de la Transición en Málaga. Reuniones, debates, consultas fueron análisis continuos en esta casa.
Pero más importante fue su relación personal, con todos los que lo trataron. No tuvo enemigos, sus oponentes políticos fueron sus amigos hasta el final de su vida. Con ninguno de los que compartieron tareas públicas en  otros grupos políticos, tuvo Tomás un solo enfrentamiento.

Fue elegido diputado por Málaga en 1977, formando parte de las Cortes Constituyentes, y en 1979; durante estas dos legislaturas participó activamente en la Comisión de Agricultura del Congreso, colaborando en la elaboración de numerosas leyes agrarias, entre ellas de la Ley de Fincas manifiestamente Mejorables. En el año 1977 participó en la negociación de los “Pactos de la Moncloa”, miembro de la Comisión que redactó los “Acuerdos de la Moncloa”, que tanto contribuyeron a la salida de la crisis económica y a la consolidación de la democracia, de forma especial en lo referente a agricultura que establecieron un programa global de política agraria pactado entre las fuerzas políticas.

Su labor como diputado fue enorme y fructífera. En la parte legislativa participando activamente en la elaboración de varias leyes sobre la modernización de la agricultura y en los debates sobre  política económica y presupuestaria. En la parte representativa escuchando a todos los que se dirigían a él como diputado y trasladando sus demandas al Congreso cuando las veía justas y en especial luchando siempre por los más desfavorecidos. Sus intervenciones fueron frecuentes y muchas veces eficaces.
Durante el periodo preautonómico fue consejero de Industria y Energía de la Junta de Andalucía bajo la Presidencia sucesiva de Plácido Fernández Viagas y de Rafael Escuredo. Puso como condición para la aceptación del cargo que la sede de la Consejería estuviera en Málaga. Desde la calle Fernando Camino y con unos medios pequeños; pero con un grupo de colaboradores incansables, cumplieron con celo y éxito su trabajo.

Después de dos legislaturas decide retirarse de la política activa para dar paso según sus propias palabras “a los más jóvenes” a “savia nueva”. Decide entonces no presentarse a las próximas elecciones legislativas y no continuar en los puestos de dirección del Partido.
Ya retirado de la política activa; pero sin abandonar nunca su militancia, se vuelca en su “Fundación para el Desarrollo Económico, Social y Cultural de Álora”, de cuyo patronato asume la Presidencia. Esta fundación se crea con la totalidad de los fondos de la herencia de sus progenitores ya fallecidos, herencia que hubo que rehacer porque se le había dado por muerto. Su dedicación y entrega fueron completas. La Fundación se volcó en los sectores más desfavorecidos de Álora y en el desarrollo sociocultural del municipio, sin ningún sectarismo político y con la única limitación del carácter democrático de las propuestas a subvencionar.

En sus últimos años fueron frecuentes los homenajes y condecoraciones que recibió, entre los que destacan ser “Hijo predilecto de Álora”, “Hijo Adoptivo de Málaga”, “La Medalla de Plata de Andalucía”, la “Orden de Mérito Constitucional” y la “Encomienda de número de la Real Orden Civil del Mérito Agrario”, pero lo que más agradeció fue un humilde; pero multitudinario homenaje que los ciudadanos de Málaga le rindieron en las playas de Pedregalejo, para agradecer su dedicación  y entrega al pueblo de Málaga.

A sus 93 años, el perote, el malagueño, el hombre, nos dejó. Todo el espectro político le lloró y participó en su despedida. Los pueblos de Málaga y en especial el de Álora, le despidieron con dolor. Su trayectoria, en una de las etapas más difíciles de la historia de España, fue un esfuerzo constante a favor de la democracia y el bienestar social de los más desfavorecidos.
Su generosa  y sacrificada vida no fue  baldía, sus frutos son percibidos por todos. Gracias. Tomás.
   
  pagina anterior pagina siguiente
 
 
   
 
  Inicio | contacto | mapa web   Transición